Admin

AISD se reunió con una parte de su historia

AISD se reunió con una parte de su historia
Posted on 03/07/2018

Old Aldine School Bell

Si una campana pudiera hablar, tendría una gran historia que contar.

La pieza en cuestión es una que colgaba en el campanario de una de las primeras escuelas en la historia de Aldine, la escuela de dos niveles construida en 1910 que estaba ubicada en Aldine Bender (FM 525) justo al este de lo que hoy es la carretera Hardy Toll.

En 1934, el edificio, junto con la campana, se trasladó a la esquina noreste de Aldine Westfield Road y Aldine Bender Road, donde se encuentra hoy Lane School. El 19 de noviembre de 1948, un incendio estalló en el gimnasio (la causa fue el cableado eléctrico defectuoso). El gimnasio, la sala de la banda, junto con la escuela de dos habitaciones, se quemaron en su totalidad y la campana y su torre se derrumbaron junto con el edificio.

La campana se colocó en el sótano del edificio S.M. Mars. Y finalmente quedó en posesión de O.V. "Shorty" Calvert, que era descendiente de una de las primeras familias de Aldine que asistió a la escuela Aldine. La Escuela Primaria Calvert se bautizó en su honor.

En 1981, Edgar Reeves, que se graduó en 1952 en Aldine High School y cuya familia fue de las primeras en residir en Aldine, supo que Shorty iba a vender la campana. Reeves le pidió que no lo vendiera fuera de la comunidad porque quería que la campana permaneciera en Aldine. Reeves dijo que aumentó un poco el precio y se convirtió en el dueño de la campana.

En 1986, la campana fue utilizada en la celebración del 50 aniversario de Aldine ISD en Thorne Stadium. Reeves la mantuvo en su oficina de seguros hasta su jubilación en 1994 y luego la trasladó a la casa de la familia en el condado de Uvalde, donde la familia disfrutó hacerla sonar en ocasiones especiales.

Cuando Reeves y su esposa, Carolyn, se percataron que el distrito planeaba abrir un Museo del Patrimonio para celebrar la rica historia de Aldine ISD, sabían dónde debían ubicar la campana.

“Nunca pensé que la campana debería pertenecer a mí o a cualquier persona”, dijo el Sr. Reeves. “Pertenece a la comunidad Aldine. La compré para asegurarme que Aldine no la perdería. Cuando supe del Museo del Patrimonio de Aldine y que contó con el apoyo total de la Superintendente, dra. (Wanda) Bamberg, simplemente sabía que el museo sería el hogar perfecto para la campana. Estará protegida y visible para todo el público".

Reeves, cuya familia ha donado una variedad de artículos al Museo, recuerda haber escuchado a su padre, sus tíos y varios otros que crecieron en Aldine, hablar sobre la campana. Uno de esos hombres fue Carol Teague, quien más tarde se convertiría en Superintendente del Departamento de Educación del Condado Harris. Teague le dijo que la cuerda que se usaba para tocar la campana solía soltarse del timbre, deshabilitándolo. Debido a que el Sr. Teague era pequeño y podía subir fácilmente a la torre, su maestro lo enviaría para que la campana volviera a sonar.

"Durante unos 36 años, Carolyn y yo, nuestros hijos y nietos, hemos disfrutado brindando un hogar seguro para la campana", dijo Reeves.

Y ahora, gracias a la familia Reeves, ¡otras generaciones tendrán la oportunidad de ver parte de la historia de Aldine en los años por venir!